sábado, 27 de septiembre de 2014

Stupid Love- Capítulo 5.

-No hay de qué.-Respondió con una media sonrisa. Se acerco a mí y sinceramente me quede paralizada, sus labios chocaron con los míos. Nadie lo había echo de esa manera..-
Me separe de él, no quería, pero lo tenía que hacer.. por primera vez me sentía bonita.. cómoda..- Ya.. vamos.
Lo tome de la mano seguimos bailando, tomando, cantado. Me valía madres si mi papá se preocupaba; de todas formas no le va a importar que llegue tarde.
Llegue a mi casa a las 4:30AM la verdad no me importaba que me regañarán, me la pase bien, eso es lo que importa. Entre a mi habitación y estaba Caterine sentada, esperándome.
-¡¿Dónde chingados estabas?!-Dijo Caterine.-
-Con Zayn, en un Bar.-Respondí y sonreí un poco, pero no lo noto.-
-Te dijo tu papá que a las 12:00 y tu llegas a las 4:30, esta vez te pasaste Marie, ya no eres una niña.
-¡Ya Caterine! Sólo fue hoy, hoy es hoy y ya se terminó el puto hoy.-Dije acostándome.-
-Idiota.-Dijo ella sentándose en la cama-
-Ya. ¿Como te fue con el pendejo de Kevin?.
-Es hermoso...-Aquí viene la estúpida sonrisa-.
-Aggh. Buenas noches bebé.
-Turururu-Empezó a cantar esa mamada, pero era gracioso ya que ella tiene su voz de silbato.-
-Ya cállate perra.-Le aventé una almohada.-
-Uyyyyy, perdón.-Dijo ya acostada.-
-Al siguiente día-
-Buenos días.-Dijo Caterine-
-Hola perra, déjame dormir.-Conteste-
-No, tenemos que ir a la escuela.
-Picatelo. •AVISO: "Picatelo" es una palabra vulgar, bueno, en realidad esta es una novela vulgar. Disculpen si les molesta el vocabulario; así son los personajes en la vida real.•
-Claro, yo me lo pico luego.-Que sarcástica eres Caterine..-
-No te preocupes, yo le digo a Kevin que te lo pique.-Respondí a su sarcasmo riéndome-
-Ya, adiós. 
-Te veo allá abajo.
Me bañe, me vestí y baje a desayunar.
-Hola hija.-Dijo mi tía. Que lindo de su parte, lástima que sólo son palabras comunes.-
-Hola tía.-Respondí-
-Hola hermanita.-Puta,puta, puta, puta, puta.-
-Picatelo perra.-Dije-
-Buenos días señora y hola Mayra.-Dijo Caterine-
-Oh, buenos días querida, siéntate a desayunar.-Dijo mi tía muy amable-
-Hola,siéntate.-Puta-
-Tía, me voy a vivir sola.-Dije-
-¿Acaso estas demente?-Respondió mi tía-
-Un poco.-Respondí a su pregunta.-
-Marie, deja de decir estupideces y desayuna, anda.-Dijo.. En realidad no sabía se me hacia conocida la voz, si sabía pero.. No la distinguía-.
-Wow, por segunda vez te veo en tus 5 sentidos, ¿Qué te pasa Pá? ¿Tienes algo?-Dije normal. No quería ser grosera con él hoy, no te la ganas de discutir hoy-.
-No querida, simplemente, dejare de tomar-Respondió mi padre las dudas que tenía-
-Bueno, me voy, nos vemos en la noche.-Dije y agarre de la mano a Caterine-.
Salimos y nos subimos a mi auto.
-Vamos a mi casa, quiero mi ropa y mi mochila.-Dijo Caterine-
-Bien, pero esta vez entrarás bien, ósea,por la puerta, como una puta persona lo hace normalmente.-Hoy estoy muy pendeja-.
-Claro Marie, claro.-Dijo dudosa la perra.-
-Veté a la verga. Tú mamá me ama, así que yo iré por tu ropa y todo.
-Mi papá no te ama, te odia. Eres mala influencia para mí.
Reí, simplemente su papá me odia, le caigo mal, pues perfecto. Gracias a mí su hija tiene donde vivir, pero bueno.
-Já, debería de estar agradecido.
-Ñah, él es muy orgulloso.
Le iba a responder pero... No dije nada, como dije, no quiero pelear hoy.
Maneje hasta su casa. Me salí del auto y Caterine ni siquiera movió un dedo.
Toque el timbre y abrió su.. Papá.
-Buenas tardes señor, vengo por las cosas de su querida hija.
-¿Y tú por que vienes?-Dijo él con un gesto no muy agradable que digamos.
-Por que ella no quiere ver su rostro. Pensé.- Por que no ella me lo pidió, eso es lo que hace una amiga, ayudar en lo que se puede.-POR DIOS, es lo más sorprendente que dicho en todo el mes.-
-¿Ella dónde esta?-Pregunto buscándola con la vista.-
-En el auto.
-¿Le podrías llamar?.. 
-No.
-¿Perdón? 
-Perdonado. Ella no quiere ver a ninguno de ustedes.
-Por eso no me agradas, por sarcástica, además, eres mala influencia.-Evadió la explicación..-
-¿Qué soy mala influencia? Por dios señor, gracias a mí su hija no sufre Bullying, gracias a mí sabe que es la droga, bueno, eso último no, pero gracias a mi tiene donde dormir y no esta con, un violador o yo que se.
-¿Pero qué demonios? ¿Vive contigo?.
-Con permiso, voy a tomar unas cosas de su hija.
-No, tengo que hablar con ella, así que háblale.
-No soy su criada, valla usted por ella.
-Siempre supe que eras una mal educada..
Listo, no quise ser una perra con él.
Me fui al auto y lo encendí.
-¿Qué paso?-Pregunto Caterine-.
-Tú puto padre me trae hasta la madre, no quise ser grosera, pero él lo quiso.
-Marie.. No me digas que le dijiste palabrotas.
-Obvio no pendeja, simplemente me dijo mal educada por que no quise obedecer sus órdenes.
-Te mando por mí, ¿cierto?.
-Sí. Tú papá es una perra, es peor que mi papá.
-Ammh, sí...
-Mejor vamos a comprarnos ropa.
-¿Hablas en serio?
-Sí..
-Bien, necesito, blusas, zapatos, jeans, y..
-¿Tienes dinero?.
-No, pero tengo tarjeta de crédito. ¿Tú tienes?.
-Sí, sólo tengo.. No se, lo puse en tú tarjeta de crédito.
-Marie... Por qué siempre haces eso.
-¿Hacer que?
-Pues eso, tomarme las cosas sin pedírmelas.
-Ah, pues, no se, perdóname.
-Mmh..
Fuimos a comprar ropa. Caterine agarro todo lo que quiso, claramente se gasto como unos 700 dólares..
-Marie, te compre muchísima ropa, al igual que a mí, claro.-Dijo entusiasmada-
-Que linda, pero no debiste, era tú dinero Caterine.-Le dije tierna y preocupada. Quizá no sea linda y gentil con las personas, pero con ella sí.-
-No importa eso, quiero que tengas ropa linda.
-¿Linda?... No me gusta lo lindo, lo sabes.
-Hay, créeme que es como lindo y rudo.
-¿Vestidos negros?
-Sep.

No hay comentarios:

Publicar un comentario